Cítricos: Guía Técnica del Cultivo

Cítricos: Guía técnica del cultivo

El origen de los cítricos se localiza en Asia Oriental, en una zona que abarca desde la vertiente meridional del Himalaya hasta China Meridional, Indonesia, Tailandia, Malasia e Indochina.

Los Cítricos pertenecen a la familia de las Rutáceas. Las especies más cultivadas del género Citrus son:

  • Naranjas dulces Citrus sinensis (L.) Osbeck
  • Naranjas agrios Citrus aurantium L.
  • Mandarinas Citrus reticulata Blanco
  • Pomelos Citrus paradisi Macf
  • Limas ácidas Citrus aurantifolia (Christm.) Swing.
  • Limones verdaderos Citrus limón (L.)
  • Cidras Citrus medica L.
  • Toronjas Citrus máxima (L.)

Características de los cítricos

Las hojas de los cítricos son unifoliadas y de nerviación reticular, sin embargo, en el género Poncirus y sus híbridos son trifoliadas. Las nerviaciones son reticuladas, los peciolos son alados en muchas especies como en el naranjo amargo, el apepú, los pomelos y las toronjas.,
mientras que los peciolos son pequeños en las naranjas y mandarinas y en los limones apenas son visibles. La raíz de los cítricos es sólida, blanca y bajo condiciones de cultivo poseen una gran cantidad de pelos radiculares superficiales. Presenta una raíz principal del que salen las raíces secundarias formando una maza densa de raíces.

La flor aparece generalmente después del reposo invernal o tras un periodo de sequía, se inicia la formación de flores a partir de las yemas situadas en las axilas de las hojas. La diferenciación floral tiene lugar al mismo tiempo que se inicia la brotación, de modo que las yemas inicialmente dan lugar a brotes vegetativos, pero en ocasiones el meristemo apical del brote en crecimiento se transforma en una flor terminal.

El fruto de los cítricos en una baya denominada hesperidio surge como consecuencia del crecimiento del ovario. El pericarpio es la parte más externa del fruto y está formada por el exocarpo, el mesocarpo o albedo y el endocarpo donde se inician los sacos de jugo o vesículas que abarcan la mayor parte de los frutos en desarrollo.

Los cítricos son plantas exigentes en luz para los procesos de crecimiento, florecimiento y fructificación, que ocurre principalmente en la parte exterior de la copa. A mayor exposición de las plantas a la luz solar resulta en mayor y más rápido crecimiento de las plantas y los frutos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.