cómo cultivar maracuya

¿Cómo cultivar maracuyá paso a paso?

La maracuyá, conocida también como fruta de la pasión, es un producto rico en vitaminas y calorías. Se utiliza comúnmente para la preparación de jugos, mermeladas, licores, y helados. Adicionalmente, esta fruta se ha convertido en un importante ingrediente para elaborar postres, cócteles y caramelos. En esta entrada podrás aprender a cómo cultivar maracuyá paso a paso

Cómo cultivar maracuyá

Requerimientos edafoclimaticos

Temperatura: La temperatura óptima oscila entre los 23-25ºC; aunque se adapta desde los 21 hasta los 32ºC, y en algunos lugares se cultiva aún a 35ºC, arriba de este límite se acelera el crecimiento, pero la producción disminuye a causa de la deshidratación de los estigmas; lo que imposibilita la fecundación de los ovarios.

Altitud: Con respecto a la altitud, comercialmente se cultiva desde el nivel del mar hasta los 1000 m., pero se recomienda que para tener los mejores resultados se cultive entre los 300 y 900 m.s.n.m., con una humedad relativa del 60%.

Precipitación: Requiere de una precipitación de 800-1750 mm. al año y una mínima mensual de 80 mm. Las lluvias intensas en los periodos de mayor floración dificultan la polinización y además aumentan la posibilidad de incidencia de enfermedades fungosas. Períodos secos provocan la caída de hojas, reducción del tamaño de frutos; si el período se prolonga se detiene la producción.

Luminosidad: El maracuyá es una planta fotoperiódica que requiere de un mínimo de 11 horas diarias de luz para poder florecer. Cuando se tienen días cortos con menos de esa cantidad de horas luz se produce una disminución en la producción de flores; si se cultiva en una zona con temperaturas altas cerca de los 32-35ºC y con 11 horas de luz todo el año, la planta producirá en forma continua.

Suelos

Por lo general se puede cultivar en suelos desde arenosos hasta arcillosos, siendo preferibles los de textura areno arcillosos que tengan una profundidad mínima de 60 cm., sueltos, con buen drenaje y de fertilidad media a alta, y pH de 5.5-7.0; aunque se puede llegar a cultivar hasta pH de 8.0. Debido a que las raíces son muy susceptibles al daño por encharcamientos se debe sembrar sobre camas o camellones altos en los terrenos planos.

Sistemas de conducción de Maracuyá

Como el maracuyá es una planta trepadora, se necesita construir estructuras que permitan que se desarrolle y que dé una buena distribución a las guías. Para el maracuyá amarillo se recomienda utilizar espaldera y no ramadas, ya que esa última dificulta la aplicación de pesticidas y podas. Los sistemas que se pueden utilizar son: ramada, espaldera vertical y el de espaldera en “T”, ésta última con una pequeña modificación se convierte en espaldera en cruz

Sistema de conducción de Maracuyá

Ramada

Este sistema consiste en construir ramadas con alambre galvanizado # 12, la altura debe ser de 2.0 metros y los postes se colocan en cuadro a cada 5-7.5 metros. Con este sistema el cultivo alcanza una mayor productividad, pero presenta un alto costo por la cantidad de alambre que se utiliza. Otra desventaja es que aumenta la incidencia de enfermedades por el microclima húmedo que se forma debajo de la ramada; además la aplicación de pesticidas se dificulta con el peligro de causar intoxicación en los trabajadores.

Espaldera vertical o de cerco.
Consiste en colocar hileras de postes verticales de 2.0 m. de altura a cada 5-7.5 metros, los cuales sustentan en la parte superior un hilo de alambre galvanizado nº12, para fijarlo se usan grapas para cerco. Cuando en la zona existen vientos muy fuertes se puede colocar un segundo hilo de alambre a unos 0.40 m. abajo del primero. Según investigadores Brasileños el segundo alambre sirve solamente para dar mayor fijeza a la estructura. El sistema con un solo hilo de alambre es el más usado en Brasil por ser el económico, de fácil manejo y permitir un mejor asocio con otros frutales.

Espaldera en T.

Consiste en una hilera de postes verticales de 2.0 m. de altura que en la parte superior van provistos de una barra horizontal de 0.65 m. de largo, a
través de los cuales pasan 2 ó 3 hilos de alambre galvanizado nº12. Este sistema permite una mejor distribución del follaje, mejorando la eficiencia fotosintética al exponer una mayor superficie de hojas a los rayos solares. Posiblemente no sea tan usada, debido a que es más difícil de colocar y se gastan más materiales con lo cual se incrementan los costos, generalmente los costos de las espalderas representan el 50% de los costos totales en este sistema

Guía completa en PDF de cómo cultivar Maracuyá paso a paso:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.