Cultivo de Tulipán

Tulipán: Cultivo de flores y bulbos

Guía práctica del cultivo de tulipán

Tulipán es un género de plantas florales en el que se reconocen alrededor de 125 especies, aunque muy pocas de interés comercial. Entre ellas se destaca Tulipa gesneriana.

Son originarias de Asia Central, y el principal centro de diversificación de las variedades cultivadas actualmente se encuentra en Afganistán, Irán y
Turquía.

Los cultivares disponibles en el mercado surgieron luego de muchos trabajos de mejoramiento de tipos silvestres, introducidos en Europa a mediados del Siglo XVI.

El tulipán presenta un bulbo, que es un órgano de reserva y de multiplicación, formado por un tallo vertical corto y carnoso, cubierto por 6 hojas
modificadas o escamas concéntricas, gruesas y carnosas y una placa basal, de la que surgirán las raíces.

Las escamas exteriores, secas, reciben el nombre de túnica, y su función es la defensa contra la desecación y las lesiones mecánicas.

En la axila de cada escama se presenta una yema. La yema ubicada en posición central generará los órganos aéreos de la planta, mientras que las yemas ubicadas en las escamas laterales originarán bulbillos para la multiplicación.

La yema apical producirá de 3 a 5 hojas lanceoladas, carnosas, de color verde a verde grisáceo, que saldrán de un escapo o tallo de altura variable, en cuyo extremo aparecerá una flor.

La flor de tulipán, solitaria, orientada hacia arriba, generalmente presenta 6 tépalos, 6 estambres y un estigma trilobulado. En el caso de los cultivares de doble flor, ésta puede tener hasta 12 tépalos.

Los frutos son cápsulas que contienen hasta 300 semillas planas y triangulares. A escala comercial, los tulipanes no se propagan por semillas, pues el proceso hasta obtener plantas con flores es muy largo.

La propagación vegetativa está basada en el cultivo de los bulbillos que se forman a partir de las yemas ubicadas en las axilas de las escamas.

Para la especie Tulipa gesneriana, se dispone actualmente de una amplia gama de cultivares, que generalmente se clasifican por:

  • Momento de floración (tempranos, medios o tardíos)
  • tipo de flor (simple o doble)
  • longitud del tallo (largo para flor de corte o corto para planta en maceta)
  • color de la flor (rojo, rosado, blanco, amarillo, etc.)

El tulipán tiene un corto período de floración, generalmente a principios de primavera, luego del cual comienza la etapa de senescencia y secado de la parte aérea.

1 comentario en “Tulipán: Cultivo de flores y bulbos”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.