Bambú: Manual de conservación

Bambú: Manual de conservación

El bambú es una de las plantas más sorprendentes de la naturaleza, se conoce como “la planta mil usos” pues a partir de él se pueden obtener: alimento, ropa, material para construcción, celulosa para papel y medicinas; igual que otras plantas, protege el suelo y captura bióxido de carbono. Pertenece a la familia de las gramíneas, igual que los cereales (avena, maíz, trigo y arroz), los forrajes, la caña de azúcar y otros pastos. Su altura varía desde unos pocos centímetros –como en el género Radiella– hasta 40 m en el caso de especies gigantes –como Dendrocalamus giganteus– y algunas de éstas llegan a crecer hasta 100 cm por día, como Guadua angustifolia que completa su crecimiento total de 20 m en menos de cinco meses.

Características generales

Los bambús son plantas de la familia de las gramíneas (Poaceae). Algunos son herbáceos y otros leñosos, que desarrollan varios culmos (cañas o tallos) al año, con alturas que van de 1 hasta 60 m de altura y un diámetro de hasta 30 cm cerca de la base. Casi todos son erectos, aunque algunas especies tienen tallos flexionados en las puntas, unos crecen en forma aglutinada, formando espesuras impenetrables y otros en forma lineal.

En el planeta existen 1,200 especies y 90 géneros de bambú, distribuidas en los cinco continentes, se asocian principalmente en áreas tropicales y subtropicales, solamente en Europa no existen especies nativas. Los diferentes tipos de bambú se agrupan en cuatro géneros principales: Arundinaria, Bambusa, Phyllostachy y Sasa, la mayoría tienen hojas perennes.

Preparación del Bambú

El bambú como material de origen natural posee características que son definidas por su especie y género, pero variarán de acuerdo a su ubicación, es decir, su entorno le provee de características particulares. Por tanto, el conocimiento sobre la naturaleza del bambú, características y comportamiento, son necesarios para establecer y efectuar un buen uso de este material.

El corte: La selección de la materia prima de bambú es muy importante para hacer construcciones de alta calidad. Criterios como la madurez, el momento y el método de corte son algunas consideraciones importantes para su aprovechamiento como recurso natural.

Preservación: Existen diversos métodos para inmunizar y preservar las cañas cuya intensión es remover los nutrientes que atraen a los insectos, hongos y otras plagas, desde métodos de curados naturales utilizando el sol y el agua hasta procesos que utilizan productos químicos los cuales son los más efectivos.

Limpieza: Una vez concluido el proceso de inmersión las cañas deben ser limpiadas del musgo, y líquenes en su mayoría, para lo cual hay varios métodos manuales. Lo más eficiente en tiempos y costos es utilizar una hidro-lavadora con chorro de agua a presión para remover musgos y líquenes, de esta manera se obtiene un producto más presentable. No se recomienda el uso de esponjas ni cepillos metálicos ya que pueden debilitar la cáscara.

Blanqueamiento: Consiste en colocar dos trípodes y un travesaño e ir inclinando los bambúes en ambos sentidos, apoyados sobre una superficie seca, a esta estructura se le conoce comúnmente como “burro”. Este proceso dura máximo un mes, dependiendo de la intensidad del sol, su intención principal es dar una mejor presentación al producto aumentando su valor, de no hacerse este proceso el culmo puede presentar manchas en tonos pardos debido a la clorofila contenida en su tallo.

Secado: Deberá realizarse en un área cubierta y seca con amplios aleros y sin muros para asegurar el flujo de aire. Los culmos se apilarán por capas separadas entre ellas para que exista ventilación. Este proceso toma entre 2 y 3 meses, pero dependerá del clima del lugar.

Clasificación: Se realiza en tres categorías, de acuerdo a la calidad del culmo la cual estará dada por sus dimensiones; longitud, diámetro, rectitud y estado físico.

Almacenamiento: Los culmos se apilarán por capas separadas entre ellas para que exista ventilación. Los separadores podrán ser culmos de bambú, madera o cualquier otro elemento longitudinal. Se deberán distinguir los grados de calidad de los culmos, ya sea elaborando tres diferentes pilas y cada calidad clasificada por diámetro.

Control de calidad: El bambú al ser un material de origen natural posee características que varían a lo largo de su desarrollo, por tanto su estudio y análisis han sido necesarios para tener una mayor comprensión sobre su comportamiento, pudiendo así hacer uso del material de una manera más eficiente en diversas aplicaciones de la vida humana. De ahí la gran importancia de documentarse previo a construir con el bambú ya que un buen resultado dependerá del conocimiento de la especie y sus características particulares como; edad, propiedades físicas y mecánicas, así como procesos y criterios generales a considerar en el diseño y construcción que buscan su permanencia en el tiempo.

Fuentes:

1 comentario en “Bambú: Manual de conservación”

  1. Bernabe Ramirez Gonzalez

    Muy buen día, excelente información, para nosotros es muy importante tener el conocimiento sobre el manejo del bambú, considero que por lo versátil que es el cultivo, llegara hacer la planta del futuro por sus múltiples usos y aplicaciones, me gustaría conocer acerca de los tratamientos naturales para conservar los culmus ya cortados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.